Pronto temas desarrollados.
Posteado por:

Guss
Administrador
* Masculino

43 Posts
3 Comentarios
49 Puntos
1 Referido/s

REGISTRATE! es GRATIS!!

 Secci√≥n 5.Diversidad de la vida- Los protistas  
Imprimir post

Sección 5.Diversidad de la vida

Capítulo 28. Los protistas

El reino Protista comprende una enorme variedad de organismos eucari√≥ticos , principalmente unicelulares, y adem√°s, algunas formas multicelulares. Un factor principal en la evoluci√≥n de los eucariotas puede haber sido el establecimiento de relaciones simbi√≥ticas con c√©lulas procari√≥ticas que, al ser incorporadas, finalmente se especializaron como mitocondrias y cloroplastos. En el pasado, era com√ļn considerar a los protistas fotosint√©ticos -las algas- como "plantas inferiores", y a los heter√≥trofos unicelulares -los protozoos- como "animales inferiores". An√°logamente, los mohos mucilaginosos y los mohos acu√°ticos fueron considerados "hongos inferiores". Sin embargo, en la actualidad resulta cada vez m√°s evidente que, exceptuando las algas verdes de las cuales se originaron las plantas, los protistas actuales representan linajes que no est√°n √≠ntimamente relacionados con aquellos que originaron a los miembros de los tres reinos multicelulares. As√≠, los t√©rminos "algas" y "protozoos" fueron abandonados como t√©rminos formales en la clasificaci√≥n moderna; sin embargo, persisten como t√©rminos informales.

Los protistas representan varios linajes filogenéticos bastante distintos. Informalmente pueden ser agrupados en autótrofos fotosintéticos (algas), unicelulares autótrofos y/o heterótrofos (euglenidos y dinoflagelados), heterótrofos multinucleados y multicelulares (mohos mucilaginosos y acuáticos) y heterótrofos unicelulares (protozoos).

Los protistas autótrofos fotosintéticos son sumamente importantes en la producción energética global. Entre las algas, las diatomeas y las crisofitas son componentes importantes del agua dulce y del fitoplancton marino.

Dentro de los protistas hay grupos unicelulares flagelados que pueden incluir organismos fotosintéticos, otros heterotróficos y algunos pueden incluir las dos formas de vida. Entre ellos, los dinoflagelados se caracterizan por poseer dos flagelos que baten en planos diferentes, haciendo que el organismo gire; los dinoflagelados habitualmente tienen paredes de celulosa rígidas, de conformación extravagante. Muchos de ellos son marinos, algunos son bioluminiscentes y otros producen la conocida marea roja. Los euglenoideos -o euglenofitos- son un grupo extremadamente numeroso que se encuentra principalmente en agua dulce pero también los hay marinos, de aguas salobres y parásitos.

Los mohos mucilaginosos son organismos heterótrofos y ameboides. Estos mohos se reproducen por la formación de esporas . Hay dos grupos principales, los mixomicetes -o mohos mucilaginosos plasmodiales, que son cenocíticos durante las etapas no reproductivas- y los acrasiomicetes -o mohos mucilaginosos celulares, en los cuales las células ameboides agrupadas retienen su identidad individual-. Los mohos acuáticos -u oomicetes- son heterótrofos cenocíticos que superficialmente se asemejan a hongos. Se reproducen tanto asexual como sexualmente, sólo las esporas son flageladas y todos presentan oogamia.

Se piensa que los protistas heterótrofos unicelulares -o protozoos- han evolucionado de antecesores flagelados no fotosintéticos. Entre los protozoos se encuentran algunas de las células más grandes conocidas y también las más complejas. Tres grupos, los mastigóforos -o flagelados-, los sarcodinos -o ameboides- y los cilióforos -o ciliados- incluyen tanto especies de vida libre como parásitas y sus miembros pueden identificarse sobre la base de sus estructuras locomotoras. Los opalínidos y los esporozoos, en cambio, contienen sólo formas parásitas.

Los protistas exhiben una variedad de respuestas por las que se desplazan frente a distintos estímulos ambientales.

Clasificación de los protistas

Desde el siglo XIX, la palabra protista remite a organismos unicelulares. Sobre esta base, diferentes autores consideraron absurdo designar a las grandes algas marinas como protistas, ya que √©stas no son unicelulares ni tienen un tama√Īo reducido y prefirieron denominar a este reino Protoctista. Si bien esta denominaci√≥n resulta m√°s correcta, ya que no implica una limitaci√≥n en el n√ļmero de c√©lulas ni en el tama√Īo, lo cierto es que, en la pr√°ctica, es muy poco utilizada.

As√≠ como la denominaci√≥n de este grupo es conflictiva, no lo es menos su clasificaci√≥n. En los √ļltimos tiempos, la clasificaci√≥n de los protistas -as√≠ como la de los procariotas - ha sufrido una considerable reestructuraci√≥n a medida que la microscop√≠a electr√≥nica y las modernas t√©cnicas moleculares y bioqu√≠micas fueron aportando una enorme cantidad de nueva informaci√≥n acerca de ellos. Esto provoc√≥ una revoluci√≥n en las antiguas clasificaciones, comparable a la ocurrida en la biodiversidad animal y vegetal durante los siglos XVIII y XIX.

Cuestiones tales como el n√ļmero de divisiones o phyla que constituyen el reino, las relaciones entre las varias divisiones y los phyla, la ubicaci√≥n correcta de determinadas especies  y los criterios que deben usarse para decidir al respecto son a√ļn t√≥picos de discusi√≥n y de encendida controversia. En la actualidad, no existe una clasificaci√≥n completa del reino protista que sea ampliamente aceptada por los bi√≥logos que estudian estos organismos.


Cabe recordar que los √°rboles como el de la figura anterior son hip√≥tesis y que, en la actualidad, se construyen a trav√©s de t√©cnicas que comparan secuencias de subunidades de rRNA. En este √°rbol se muestran, en forma simplificada, s√≥lo algunos representantes del reino Protista debido a que no hay -al menos hasta el momento- un √ļnico √°rbol que refleje las relaciones entre todos los miembros que conforman este grupo.


Autótrofos fotosintéticos

A los autótrofos fotosintéticos, con fines prácticos, se los denominan algas. Las algas, en general, tienen una estructura relativamente simple; pueden ser unicelulares, un filamento de células, una placa de células o un cuerpo sólido que puede comenzar a aproximarse a la complejidad del cuerpo de una planta.

Las protistas unicelulares se encuentran habitualmente flotando cerca de la superficie de océanos y aguas continentales, donde abunda la luz.

La mayoría de las algas multicelulares presentan adaptaciones § que les permiten vivir en aguas poco profundas a lo largo de las costas, donde se acumulan habitualmente muchos nutrientes pero, las condiciones de vida son difíciles. Bajo estas presiones, distintos grupos explotaron determinadas áreas a lo largo de las líneas de marea, dando como resultado una zonación de formas de vidas diferentes, características en muchas áreas costeras.

Las algas var√≠an mucho en sus caracter√≠sticas bioqu√≠micas, especialmente en los pigmentos, la naturaleza de las reservas alimenticias, los componentes de la pared celular y en el n√ļmero y posici√≥n de sus flagelos  (cuando los tienen). T√≠picamente, las paredes celulares de las algas tienen una matriz de celulosa, pero algunas tienen otros polisac√°ridos que les dan una consistencia mucilaginosa.

En un principio, los nombres de algunas divisiones de algas derivaban de los colores de los pigmentos dominantes, que enmascaran al verde brillante de las clorofilas. Al aumentar el n√ļmero de las divisiones, otros caracteres fueron usados para darles su nombre. La gran variedad de pigmentos que se encuentran en los cloroplastos de las distintas divisiones de algas sugiere que antes del desarrollo de las c√©lulas eucari√≥ticas exist√≠an diferentes tipos de procariotas productores de ox√≠geno. Luego, las distintas divisiones de algas podr√≠an haber evolucionado como resultado de relaciones simbi√≥ticas con los diferentes procariotas fotosint√©ticos, los que posteriormente habr√≠an originado a los actuales cloroplastos. Entre las algas se encuentra tambi√©n una gran diversidad de productos de almacenamiento. La mayor√≠a tiene reservas en forma de carbohidratos y muchas contienen l√≠pidos.

Los ciclos de vida de las algas son extremadamente variados pero todas, con excepción de las algas rojas, presentan células móviles flageladas, al menos en una etapa de su ciclo de vida.

Las algas no constituyen un grupo natural dentro de los protistas sino que son un grupo polifilético.


a) Visión lateral que muestra la valva pennada característica, con dibujos intrincados. b) Vista desde arriba y de costado de una valva céntrica. Nótese que una célula se está dividiendo. Cada célula nueva recibirá una de las valvas y producirá la otra.

Las algas verdes interesan particularmente a los estudiosos de la evolución no sólo por sus relaciones con las plantas sino también por la amplia gama de complejidad que exhiben, ya que es un grupo que contiene organismos unicelulares y multicelulares. Una forma intermedia entre las formas unicelulares y las multicelulares está constituida por células individuales que se asocian en colonias. Las colonias difieren de los organismos multicelulares auténticos en que las células individuales preservan un alto grado de independencia. Frecuentemente están conectadas por cordones citoplasmáticos que unifican la colonia en grado tal que puede ser considerada como un sólo organismo. El ejemplo clásico de complejidad creciente entre los organismos que forman colonias se puede ver dentro del grupo de las volvocales. Dentro de ellas, la formación de colonias móviles está basada en la cohesión de células análogas a Chlamydomonas.




Cada colonia de la figura anterior forma una esfera hueca que gira en el agua como resultado del batir coordinado de los flagelos. Las colonias hijas se forman dentro de la colonia madre; varias de ellas son visibles en esta fotomicrograf√≠a. Si se comparan los g√©neros Chlamydomonas, Gonium, Pandorina y Volvox, se puede observar una progresi√≥n continua en tama√Īo y complejidad, y tambi√©n una tendencia hacia la especializaci√≥n de las funciones. Sin embargo, este grupo particular representa un "callej√≥n sin salida" evolutivo, puesto que no ha originado a un grupo m√°s complejo de organismos.Otro tipo de forma de vida intermedia resulta luego de repetidas divisiones nucleares que no son acompa√Īadas de una divisi√≥n correspondiente del citoplasma y la formaci√≥n de paredes celulares.

Un organismo entero, como Valonia, puede parecer unicelular pero, de hecho, consiste en muchos n√ļcleos dentro de un citoplasma com√ļn. Este tipo de organizaci√≥n multinucleada no es genuinamente ni unicelular ni multicelular, sino que se conoce como cenoc√≠tica.

Las clorofitas incluyen una variedad de organismos multinucleados y multicelulares adem√°s de las formas de las colonias.    


a) Valonia , un alga verde cenoc√≠tica, aproximadamente del tama√Īo de un huevo de gallina, contiene muchos n√ļcleos, pero no tiene particiones que los separen. Es com√ļn en las aguas tropicales. b) Spirogyra es un alga de agua dulce en la cual las c√©lulas se alargan y luego se dividen por paredes transversales, de modo que pueden mantenerse juntas en filamentos largos y finos. Los cloroplastos forman h√©lices que parecen bandas de cinta verde dentro de cada c√©lula. c) Ulva o lechuga de mar, es un alga marina en la cual las c√©lulas se dividen tanto longitudinal como lateralmente, con una sola divisi√≥n en el tercer plano, produciendo un talo ancho.

Entre las algas verdes se observa una variedad de diferentes ciclos de vida. Chlamydomonas es unicelular haploide y se reproduce asexualmente.


El organismo es haploide durante la mayor parte de su vida. La fecundación se produce por la unión de dos células fecundantes de cepas diferentes y da origen a un cigoto diploide. El cigoto produce una cubierta gruesa que le permite permanecer latente durante condiciones rigurosas. Después de este período de latencia, el cigoto se divide por meiosis, formando cuatro células haploides. Cada célula haploide puede reproducirse asexualmente (por mitosis) para formar más células haploides o, en condiciones ambientales adversas, las células haploides de una línea fecundante particular pueden fusionarse con células de un tipo opuesto, iniciándose así otro ciclo sexual.

Un ciclo de vida más complejo, caracterizado por la alternancia de generaciones, se encuentra en algunas algas verdes multicelulares, así como en todas las plantas.


La lechuga de mar, Ulva, presenta alternancia de generaciones en su ciclo de vida, donde en una generación produce esporas y en la otra gametos. El gametofito haploide (n) produce isogametos haploides que se fusionan y forma el cigoto diploide (2n). El esporofito, cuerpo multinucleado formado por células diploides, se desarrolla a partir del cigoto. Este produce esporas haploides por meiosis, las cuales producen gametofitos haploides, y el ciclo comienza nuevamente.

Protistas que presentan especies autótrofas y heterótrofas

Durante los dos √ļltimos siglos se presentaron dificultades a la hora de clasificar organismos con caracter√≠sticas intermedias entre plantas y animales, tales como movilidad, capacidad de realizar fotos√≠ntesis y heterotrofia. Organismos como los coanoflagelados, dinoflagelados y euglenoides, indistintamente, fueron tratados como algas o como protozoos o, lo que es peor aun, como ambos a la vez. Esto ha conducido a grandes problemas de nomenclatura, que persisten hasta la actualidad.

Los dinoflagelados presentan una gran diversidad morfol√≥gica y funcional: en su mayor√≠a son unicelulares, pero algunos forman colonias. Pueden ser fotosint√©ticos o heter√≥trofos (fagotrofos o par√°sitos), de vida libre o s√©sil y son componentes importantes del fitoplancton, tanto de aguas continentales como marinas. Muchos dinoflagelados presentan, por debajo de la membrana plasm√°tica, ves√≠culas que contienen placas de celulosa que le dan un aspecto r√≠gido. El n√ļmero, la forma y las ornamentaciones de las placas se utilizan para la determinaci√≥n de las especies. Tambi√©n hay formas "desnudas", que incluyen algunas especies par√°sitas.



Los euglenoides son un importante grupo de organismos unicelulares que pueden vivir en agua dulce, salobre, marina, o en sedimentos h√ļmedos; pueden ser fotosintetizadores, heter√≥trofos o par√°sitos; de vida libre o s√©sil. Reciben su nombre del g√©nero Euglena, el m√°s conocido del grupo.


Heterótrofos multinucleados y multicelulares

Los mohos mucilaginosos son un grupo de organismos curiosos, habitualmente clasificados con los protistas a ra√≠z de su similitud con las amebas. Los dos grupos principales que se conocen son los plasmodiales o mixomicetes y los celulares o acraciomicetes. La mayor√≠a de estos mohos viven en lugares h√ļmedos, fr√≠os y sombreados de los bosques; sin embargo, una de las especies plasmodiales comunes (Physarum cinereum) se encuentra a veces desliz√°ndose sobre c√©spedes urbanos. Los mixomicetes presentan una variedad de colores.

Durante los estadios no reproductivos, los mixomicetes son masas delgadas y m√≥viles de protoplasma, que avanzan lentamente a modo de amebas. A medida que estos plasmodios se desplazan, fagocitan bacterias, levaduras, esporas de hongos y peque√Īas part√≠culas de materia vegetal y animal en descomposici√≥n que luego digieren. Pueden crecer hasta pesar 50 gramos o m√°s y, dado que se extienden en forma de una pel√≠cula delgada, pueden llegar a cubrir un √°rea de m√°s de un metro de di√°metro.

El plasmodio es cenoc√≠tico; a medida que crece, los n√ļcleos se dividen repetidamente y, en las etapas tempranas, sincr√≥nicamente. Este crecimiento contin√ļa en tanto haya una reserva de alimentos y humedad adecuada. Cuando cualquiera de √©stos escasea, el plasmodio se divide en muchos mont√≠culos de protoplasma, cada uno de los cuales produce un esporangio maduro -estructura en la cual se desarrollan las esporas -, en el √°pice de un pedicelo.

En el esporangio ocurre la meiosis y los n√ļcleos haploides individuales que se forman son rodeados por paredes celulares. Esto da lugar a esporas que germinan cuando las condiciones son favorables; cada espora produce entre una y cuatro c√©lulas haploides flageladas, seg√ļn la especie. Algunas de estas c√©lulas se fusionan y forman un cigoto a partir del cual se desarrolla un nuevo plasmodio.


En la figura anterior se puede observar: a) Un plasmodio de un moho mucilaginoso en el que se ven m√ļltiples n√ļcleos. Este plasmodio puede pasar a trav√©s de un trozo de seda o de un papel de filtro y aparecer del otro lado, aparentemente sin cambio. b) esporangios de un moho mucilaginoso plasmodial sobre un tronco en descomposici√≥n.

Los mohos acuáticos son organismos cenocíticos, muchos de los cuales se asemejan a los hongos en su estructura básica. Hasta hace muy poco se los solía clasificar junto con ellos, pero sus características bioquímicas y la presencia de células reproductoras flageladas (que no existen en ninguno de los hongos) indica que representan un linaje distinto. El principal grupo son los oomicetes. Algunos autores incluyen a los oomicetes dentro de un nuevo reino denominado Stramenopila.

La mayor√≠a de los mohos acu√°ticos consisten en filamentos cenoc√≠ticos conocidos como hifas. Como en los hongos, porciones de las hifas forman estructuras especializadas, los gametangios, en donde se producen las gametas. Las paredes celulares de los oomicetes, como las de muchas algas -pero a diferencia de las de los hongos- contienen celulosa. Todos los oomicetes muestran oogamia. Sin embargo, los gametos de los oomicetes no tienen flagelos y, por lo tanto, no son m√≥viles. En la reproducci√≥n sexual, el n√ļcleo del espermatozoide y del √≥vulo -cada uno de los cuales se encuentra en su propio gametangio- se fusionan y producen un cigoto.

Los oomicetes también pueden reproducirse formando esporas asexuales, cada una de las cuales lleva dos flagelos.

La mayoría de los oomicetes son saprobios, es decir, se alimentan de restos de organismos muertos. A pesar de ello, existen algunas formas parásitas que son patógenas.

Heterótrofos unicelulares

Adem√°s de los heter√≥trofos multinucleados y multicelulares considerados, el reino Protista incluye un gran n√ļmero de heter√≥trotos unicelulares. √Čstos son conocidos informalmente como protozoos; este grupo est√° constituido por cinco grupos principales. Tres de ellos contienen miembros tanto de vida libre como par√°sitos, y se distinguen seg√ļn su modo de locomoci√≥n: los zooflagelados o mastig√≥foros tienen movimiento flagelar; los ameboides o sarcodinos emiten seud√≥podos, y los ciliados o cili√≥foros tienen movimientos ciliares. Existen tambi√©n dos grupos par√°sitos; los opal√≠nidos, que tienen movimiento flagelar y los esporozoos, en los cuales casi no existe movilidad celular.

Los protozoos habitualmente se reproducen asexualmente, por fisi√≥n binaria. Muchos tambi√©n tienen ciclos sexuales que involucran meiosis y fusi√≥n de gametas que da lugar a un cigoto diploide (2n). El cigoto frecuentemente adquiere la forma de una cigospora resistente de pared gruesa, especialmente durante los per√≠odos de sequ√≠a o fr√≠o. Los ciliados, en cambio, experimentan conjugaci√≥n, en la cual se intercambian n√ļcleos entre las c√©lulas.


La teca brillantemente colorada de Arcelladentata consiste en un material proteico secretado por el organismo.


Además de las numerosas especies actuales de foraminíferos, hay aproximadamente 30.000 especies extinguidas, conocidas solamente por sus tecas fosilizadas.


En la figura anterior se observa un n√ļcleo grande, el macron√ļcleo y uno a varios n√ļcleos peque√Īos, los micron√ļcleos. Su cuerpo est√° completamente cubierto por cilios (estructura 9 + 2) aunque s√≥lo unos pocos se muestran aqu√≠. Como otros ciliados, Paramecium se alimenta fundamentalmente de bacterias, de microorganismos de menor tama√Īo y part√≠culas de otros materiales. El batir de cilios especializados dirige las part√≠culas a la cavidad oral donde se forman vacuolas alimenticias que entran al citoplasma. El alimento es digerido en las vacuolas y la materia no digerida que permanece en las vacuolas se elimina a trav√©s del poro anal. Las vacuolas contr√°ctiles eliminan el exceso de agua de la c√©lula.


El ciclo comienza a) cuando una hembra de mosquito Anopheles pica a una persona con malaria y, junto con la sangre, succiona gametas indiferenciadas b) del esporozoo. En el tracto digestivo del mosquito, las gametas se diferencian, se unen, c) y forman un cigoto, d). A partir de los cigotos se desarrollan estructuras multinucleadas llamadas oocistos, e) que, en unos pocos d√≠as, se dividen en miles de c√©lulas fusiformes muy peque√Īas, los esporozo√≠tos, f). √Čstas luego migran a las gl√°ndulas salivales del mosquito. Cuando la hembra pica a otra v√≠ctima, g), la infecta con los esporozo√≠tos. √Čstos primero entran a las c√©lulas hep√°ticas, h), donde sufren divisiones m√ļltiples, i). Los productos de estas divisiones (merozo√≠tos) entran a los gl√≥bulos rojos, j), donde nuevamente se dividen en forma repetida, k), rompen los gl√≥bulos rojos, 1) a intervalos regulares de aproximadamente 48 horas; as√≠, provocan episodios febriles recurrentes que son caracter√≠sticos de esta enfermedad. Despu√©s de un per√≠odo de reproducci√≥n asexual, parte de los merozo√≠tos se transforman en gametas indiferenciadas (m) y, si son ingeridos por un mosquito en este estadio, el ciclo comienza nuevamente.

Patrones de comportamiento de los protistas

Como hemos visto en capítulos anteriores, incluso los organismos procariotas son capaces de responder a estímulos ambientales, tales como la luz o sustancias químicas.

Los protistas fotosintéticos, como Euglena, son muy sensibles a la intensidad lumínica. Nadan hacia áreas con niveles óptimos de luz y se alejan de las áreas donde la luz es demasiado brillante. Los no fotosintéticos, como las amebas, pueden también exhibir un tipo de taxis. En el caso de respuesta a la luz se denomina fototaxis. Si un seudópodo en avance de una ameba recibe un haz puntiforme intenso de luz, éste se retrae. Si el cuerpo entero de la ameba es expuesto a luz brillante, la célula se contrae repentinamente y es posible que expulse alimento a medio digerir. Sin embargo, si no puede escapar de la luz, después de una perturbación momentánea la ameba reanuda sus actividades normales.

Por medio de este tipo de respuesta, el estímulo llega a ser ignorado y se restablece el patrón de conducta previa.

Por otra parte, cuando una ameba percibe algo comestible, una célula de un alga u otro protozoo como ella que se encuentra en su vecindad, emite un seudópodo cuya forma se ajusta específicamente a la presa.

Si √©sta es peque√Īa y quieta, proyecta una fina extensi√≥n parecida a una pinza, si se trata de un ciliado o algo que se mueve activamente, enviar√° un seud√≥podo mucho m√°s grueso.


El estímulo inicial producido por la presa -un Paramecium - induce la formación de seudópodos en la ameba. La ameba se mueve entonces hacia el Paramecium. Un gran seudópodo rodea al Paramecium, lo engloba y forma una vacuola.



Información del Post
 4851 Visitas0 Favoritos 0 Puntos
Creado el: 06 de Diciembre, 2010. 12:49:44
Categoría: Biologia
Tags: BIOLOGIA  Reino  Protistas 
Agregar a:
0 Comentarios
Este post no tiene comentarios.

© 2014 Mi Comunidad de Monografias | Protocolo | Enlazanos | Widget | Contacto | Mapa del Sitio | Términos y condiciones